martes, agosto 29, 2006

del ideario y la mala suerte...(1 de 2)

Hola
Por tercera vez intento pegar una serie de ideas y propuestas para la revista. Lo intentaré en dos partes. Ustedes disculpen si se repiten los saludos, todo fue hecho con copy paste. Veamos si tenemos suerte.

Ideas para la revista...
Hola. Acabo de vaciar las ideas para la revista y las observaciones que he hecho como usuaria, la verdad es que salió un chorotote gigantesco, les advierto, pero lo mismo luego las bajamos a la mesa.
Creo que básicamente se le puede dar mucho más dinamismo a la imagen de la revista, a nivel del texto y aprovechamiento del espacio. Las intros son siempre muy hermosas y llamativas y cada artículo que presentan como objeto digital, es un logro, no sólo por el diseño sino por el concepto, pero para el volumen de información que manejan es necesario que toda la revista sea igual de atractiva a nivel lectura (independientemente de que los textos académicos no tienen precisamente fama de “atractivos”). Creo que podemos pensar no sólo en función de objetos digitales, sino en un concepto que englobe cada, artículo, cada capítulo y todo el contenido. Tengo algunos documentitos de referencia, sobre tipografía y escritura en la red (para ver si los escritores evolucionan a este nuevo medio), son tres o cuatro archivos en PDF y los mandaré al mail de Paty, para ver si puede reenviarlos.

Texto
Centrar la “caja” de texto y utilizar el espacio de manera más equilibrada. Esto haría que los renglones fueran más cortos, lo que facilita la lectura. En tanto el renglón sea de buen tamaño el ojo no se pierde al ir del final del anterior al inicio del siguiente, el ancho ideal es de unos 75 a 100 caracteres aproximadamente. Tampoco puede ser demasiado angosto porque entonces tenemos una especie de “efecto porrúa” (revisen una edición de, digamos, “La dama de las Camelias” en Sepan cuántos..., publicada hace veinte años y verán a lo que me refiero)
Usar tipografía con patines. Cuando uno lee un texto largo es mejor usar tipografía con patines que una de palo seco, tanto en papel como en pantalla aplica el mismo principio. La razón es que el ojo tiene que ir encadenando unas letras con otras y se le facilita más cuando tiene ¿asideros? *(diseñadores: ¡help!, ustedes sí conocen esos principios tan científicos). En fin, que la tipografía sin patines es mejor para textos breves (un párrafo de introducción, por ejemplo) y párrafos no muy largos.
-Fuentes que están en todas las computadoras por defecto (al menos computadoras con Windows, no sé si en otras): Verdana (sin patines), Georgia (con patines). El chiste de ambas es que fueron diseñadas especialmente para leerse en pantalla, osea, cumplen con las reglas necesarias de interletraje, tamaño, proporción y esas cosas.
Usar un fondo oscuro y letras claras (aunque parecería un retroceso al works de MS dos, ja). La razón es muy básica y lógica: El monitor es un focotote cuya función no es iluminar, entre más brillante sea y más horas pase frente a él, más voy a cansarme; si disminuimos esa brillantez y le damos al usuario chance de sentirse más cómodo, conseguimos que lea más tiempo o, al menos, que no se canse tanto al leer. Eso incluso puede influir en la recepción a nivel de lectura.
Usar un interlineado mucho mayor que el proporcional que se usa para impresos. Me explico: si tengo una fuente de doce puntos (o unos catorce pixeles) y en papel le daría un interlineado de catorce puntos, en pantalla me tengo que ir a dieciséis puntos, para que no parezca que el texto está apelmazado y --lo mismo-- el lector no se canse. Es como comerse un buen suflé: debe estar "lleno de aire" :)
La cuestión del justificado no es tan importante, al parecer es cosa de gusto, porque lo importante es que el ojo ubique velozmente dónde inician las líneas, no donde acaban.
Un ejemplo que podemos ver de algunos de estos principios aplicados en publicaciones digitales está precisamente en este blog. El fondo de la caja tiene una textura muy leve, pero mataron el blanco-brillante; la letra: Georgia y no es necesariamente pequeña (cosa que muchos lectores agradecen); el texto está al “centro” de la pantalla; el color del fondo es más obscuro, etcétera. Otro ejemplo, de publicación científica, que aplica varios de estos principios y otros muchos y tiene una imagen muy limpia y profesional: Public Library of Science (http://www.plos.org/), un sitio que saqué, precisamente, del artículo de Joaquín Rodríguez. Yo creo que está súper chido, dan ganas de leer el contenido, aunque uno no sepa ni jota de ciencia.
Para los afectos a cuestiones tipográficas unos tipos duros (http://www.unostiposduros.com/).

1 Comments:

Blogger Ernesto said...

Hay que tomar en cuenta todos estos comentarios. Me parece realmente notable y necesitamos llevar algunas de esta ideas no sólo a la pantalla, sino a un libro de estilo, y marcar una regulación.

6:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home